sábado 27.11.2021
Subbética Hoy

ENTREVISTA CON MARI FE MUÑOZ

Indignación en Fuente-Tójar y Zuheros ante el cierre de sus sucursales de Caja Rural del Sur

La alcaldesa tojeña asegura que se está intentando mantener una reunión con la Dirección General de esta entidad bancaria para revertir la decisión al mismo tiempo que se buscan otras alternativas

Mari Fe Muñoz, alcaldesa de Fuente Tójar.
Mari Fe Muñoz, alcaldesa de Fuente Tójar.
Indignación en Fuente-Tójar y Zuheros ante el cierre de sus sucursales de Caja Rural del Sur

Esta semana Caja Rural del Sur ha informado del cierre de sus sucursales en las localidades subbéticas de Fuente-Tójar y Zuheros al considerar que no son ni rentables ni sostenibles, lo que ha provocado el malestar general entre los afectados y sus vecinos.

En el caso de la oficina de Fuente-Tójar, ubicada en Plaza de la Fuente, dejará de funcionar a partir de este viernes, por lo que tanto sus vecinos como los de las aldeas de El Cañuelo, Zamoranos y la ELA de Castil de Campos, que también realizan sus gestiones bancarias en esta sucursal, se tendrán que trasladar desde el próximo lunes hasta la oficina ubicada en la calle Carrera de las Monjas, en Priego de Córdoba.

"Esta decisión afectará, principalmente, a personas mayores con problemas de movilidad y sin conocimientos digitales obligadas a desplazarse a un municipio con el que apenas tenemos comunicaciones", según indica a Subbética Hoy la alcaldesa de Fuente-Tójar, Mari Fe Muñoz.

En estos momentos, Muñoz sigue intentando contactar con la Dirección General de Caja Rural para mantener una reunión en la que se solicitará que, al menos, se atiendan personalmente algunos días de la semana.

Además, el consistorio está en contacto con la Diputación de Córdoba, que en su día subvencionó la instalación de cajeros automáticos en varios municipios sin servicios bancarios de la zona norte de la provincia, aunque Muñoz considera que "esa no es la solución ya que nuestros mayores necesitan una atención personalizada".

Otras de las acciones adoptadas ha sido una recogida de firmas que sigue en marcha entre los cuatro núcleos de población afectados, a lo que se podría sumar más iniciativas como el inicio de una petición online a través de la plataforma change.org.

En el caso de que este cierre sea irreversevible, Muñoz advierte que "retiraremos la cuenta bancaria del ayuntamiento con cerca de un millón de euros en fondos municipales". Además, desde el consistorio tojeño se han puesto en contacto con otras entidades bancarias para que puedan ocupar su lugar.

En esta misma tesitura se encuentra la localidad de Zuheros, donde la medida se llevaría a cabo a partir del día 12 de noviembre. En este caso, los usuarios de esta sucursal de la calle Nueva se tendrán que desplazar hasta la oficina ubicada en la calle Granada de Doña Mencía.

"En apenas una semana de diferencia, Caja Rural, cuyo objetivo es el apoyo a las zonas rurales como indica su nombre, dejará desatendido a los dos municipios con menos población de la Subbética", señala Muñoz.