LUCENA

Lucena ampliará su carril bici con una segunda fase de las obras alrededor del casco histórico

Esta parte se completará en la siguiente fase con el tramo Sur de la Ronda, donde al igual que para el centro histórico se optará por la modalidad de calzada compartida
carril bici lucena
photo_camera Carril bici en Lucena

El Ayuntamiento de Lucena dará comienzo en breve, una vez firmada el acta de replanteo de las obras, la construcción de la segunda fase del carril bici, que unirá Ejido Plaza de Toros con la conexión de la Avenida de Santa Teresa con Plaza del Mercado, junto al Bar El Chato.

Las obras serán ejecutadas por la empresa Acedo Hermanos y cuentan con un presupuesto de adjudicación de 614.136 euros y un plazo de ejecución de 8 meses, corriendo la financiación de las mismas por cuenta del programa de fondos europeos Next Generation.

El concejal de Obras y Servicios Operativos, Javier Pineda, ha explicado que las obras se ejecutarán según lo inicialmente previsto dado que, durante cuatro meses de estudio, no ha sido posible modificar el trazado de este tramo de carril bici e incluso sustituirlo por otro diferente hacia los polígonos industriales, donde se consideraba más necesario.

Los trabajos incluyen, de un parte, la creación de un nuevo carril bici bidireccional por la Ronda de San Francisco, avenida de la Infancia y avenida de Santa Teresa, siempre junto al acerado más cercano al casco histórico. Además, se actuará en el tramo superior de la avenida del Parque, desde San Pedro a Hoya del Molino, dando continuidad al trazado de la primera fase.

La actuación afectará a algunos espacios verdes junto a la barriada Virgen de Araceli, reducirá en diámetro la rotonda de acceso a la calle San Francisco y la de la carretera de Cabra y generará la pérdida de unas 75 plazas de aparcamiento: 22 en la ronda de San Francisco, 30 en la avenida de la Infancia y un número similar en la avenida de Santa Teresa.

Con la ejecución de este tramo, Lucena da un paso importante en el cerramiento del carril-bici alrededor del casco histórico, quedando para una siguiente fase el tramo Sur de la Ronda, donde las condiciones de espacio de las calles impiden la construcción de un nuevo vial, de modo que se optará por la modalidad de calzada compartida con el tráfico motorizado. Estas ciclocalles también aparecen definidas en el documento técnico para el interior del Casco Histórico por la imposibilidad de cumplir los anchos mínimos establecidos. 

Pineda ha señalado que tanto los comercios de las zonas afectadas como las asociaciones de vecinos han sido informadas sobre esta actuación, formalizada por la anterior corporación municipal y que no gozaba del favor del actual equipo de gobierno ni de otras formaciones políticas, que también se han manifestado contrarias a la misma.

Más en Lucena