martes 20.04.2021

El Ayuntamiento de Lucena prohibe la instalación de nuevos salones de juego en suelo residencial y limita su implantación a los polígonos industriales

El pleno aprobará esta tarde la modificación puntual del Texto Refundido del Plan General de Ordenación Urbanística de Lucena que regula dónde y cómo pueden establecerse este tipo de negocios.

 salon de juegos
Interior de un salón de juegos. Archivo
El Ayuntamiento de Lucena prohibe la instalación de nuevos salones de juego en suelo residencial y limita su implantación a los polígonos industriales

El ayuntamiento de Lucena prohibirá la implantación de nuevos locales de apuestas deportivas y salones de juego en el casco urbano residencial, limitando la ubicación de este tipo de empresas a los polígonos industriales. Así lo contempla la modificación puntual del Texto Refundido del Plan General de Ordenación Urbanística de Lucena, que hoy llegará al pleno con el apoyo de los distintos grupos políticos municipales, mediante la cual se regulan las condiciones para la implantación y puesta en uso de este tipo de establecimientos, que, hasta ahora, se regían por la misma normativa que cualquier pub o bar con licencia de música, según ha explicado el concejal de Urbanismo, César del Espino.

Según el edil socialista, la medida, continuidad del acuerdo adoptado en el pleno municipal de septiembre del pasado año, persigue implantar un nuevo modelo de planificación urbanística que permita "controlar la proliferación de este tipo de negocios, tan dañinos para la sociedad".

Del Espino ha indicado que "se trata de una intervención casi quirúrgica, que no prohíbe la apertura de este tipo de establecimientos, amparada por la legislación nacional y autonómica, pero si regula tanto sus usos como las zonas de la ciudad donde pueden implantarse, estableciendo una subcategoría específica para estos establecimientos, que solo podrán ubicarse en parcela independiente o edificios de uso terciario en sectores de uso global industrial y no en el casco urbano de uso residencial".

El edil de Urbanismo ha asegurado que "al no tratarse de una modificación sustancial ni instrumental la aprobación de la misma solo compete al Ayuntamiento, si bien es preceptivo, aunque no vinculante, un informe de la Junta de Andalucía a través de la Delegación Territorial de Ordenación del Territorio, que habrá de emitirse en el plazo de un mes a partir de la aprobación, pasando posteriormente a la publicación del acuerdo en el BOP y la apertura del periodo de exposición pública, para que la aprobación inicial pase a ser definitiva". Así las cosas, el ayuntamiento espera que esta nueva normativa sea de aplicación en el plazo de "un par de meses".

César del Espino ha aclarado que esta modificación del PGOU no afecta a los cuatro establecimientos existentes en la actualidad en el casco residencial, "aunque si cierran sus puertas no podrán volverse a abrir". El concejal lucentino ha destacado el carácter innovador de esta medida, que ha buscado una fórmula diferente a las desarrolladas por otros ayuntamientos como la propia capital cordobesa, para lograr regular dónde y cómo pueden crearse este tipo de establecimientos. 

Comentarios