viernes 17.09.2021
Subbética Hoy

OBITUARIO

Muere el artista lucentino Rafael Aguilera Baena, uno de los "novísimos" de la pintura andaluza de los últimos cincuenta años

Rafael Aguilera
Rafael Aguilera Baena. Foto: Vicente Gómez
Muere el artista lucentino Rafael Aguilera Baena, uno de los "novísimos" de la pintura andaluza de los últimos cincuenta años

Este domingo fallecía en Cabra el artista lucentino Rafael Aguilera Baena. Tenía 77 años de edad y deja tras de sí una larga vida de creación artística junto a su esposa y compañera inseparable, Isabel Jurado

Aguilera nació en Lucena en 1943 y siempre tuvo clara su vocación por las artes plásticas, que le llevó a graduarse en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, y doctorarse en Bellas Artes por la Universidad de Granada.

Rafaela Aguilera fue durante muchos años profesor en el instituto Aguilar y Eslava de Cabra y junto a Isabel acompañó el crecimiento cultural y artístico de decenas de jóvenes artistas lucentinos, tanto en sus centros educativos, como en su propia casa –convertida en un vasto espacio cultural– o en su taller de pintura, poniendo siempre el acento en la búsqueda de la libertad creativa. 

Sus óleos, acrílicos y grabados, a los que el ayuntamiento dedicó una sala permanente en el Palacio de los Condes de Santa Ana, destacan por un estilo y narrativa propios, en los que el ser humano es siempre el protagonista indiscutible junto al color. 

En junio de 2017 quedó inaugurada en la Casa de los Mora su última exposición en Lucena: "El espejo de la vida", una muestra antológica que hacía un recorrido por la obra de estos dos creadores locales, reuniendo en el antiguo convento dominico unas sesenta obras –oleos, acrílicos, acuarelas, grabados, cerámica y escultura– que iban desde las etapas iniciales de Isabel y Rafael hasta su producción última, una excelente panorámica del proceso creativo y la evolución de estos dos artistas a través de sus etapas académica, expresionista, populista y de consolidación en el caso de Isabel e intuitiva, académica, expresionista y geométrica, cada vez más próxima a la abstracción, en el caso de Rafael Aguilera.

Isabel Jurado y Rafael Aguilera

Rafael e Isabel en un fotograba del documental "Los pintores nuevos", dedicado a su obra

Por su taller pasaron infinidad de personajes destacados del mundo de la cultura y la sociedad local, cordobesa, andaluza y española, que posaron para este matrimonio de artistas con mayúsculas, cuya obra gráfica ha visitado innumerables puntos de España, Estados Unidos, Portugal, China o Japón, donde tuvo lugar su última exposición, en las ciudades de Ashiya, Kobe, Kioto y Tokio, a primeros de año. 

Su sencillez y bondad, su forma de trabajar, su pasión por el arte y su forma de entender la vida fueron protagonistas del largometraje 'Los pintores nuevos', de Isidro Sánchez, premiado el año pasado en el Art Non Stop Festival de Buenos Aires y presentado en festivales de cine como el de Málaga.

Este domingo, el alcalde de Lucena, Juan Pérez, calificada la muerte de Rafael Aguilera como "un duro revés para Lucena, para esta tierra a la que tanto quiso" y definía al artista lucentino como "una persona excepcional y única, sincera, espontánea, creativa, original y admirable, un poeta del lienzo que era, es y será siempre, universal en su obra, a la que se entregó con pasión y enorme sensibilidad".