Martes 22.05.2018

PATRIMONIO

LUCENA: Cuatro cronistas oficiales de la ciudad, dos asociaciones culturales y varios historiadores piden que el Palacio de Justicia no se construya en la Huerta del Carmen

Los firmantes se oponen a la edificación en lo que queda de la Huerta del Carmen de la nueva sede judicial de la ciudad, como es intención de la Consejería de Justicia y el consistorio lucentino, propósito que, de consumarse, supondría para los precursores de esta iniciativa "un atentado contra el patrimonio local".

Parcela en la que se pretende ubicar la nueva sede judicial, junto a la iglesia de El Carmen
Parcela en la que se pretende ubicar la nueva sede judicial, junto a la iglesia de El Carmen
LUCENA: Cuatro cronistas oficiales de la ciudad, dos asociaciones culturales y varios historiadores piden que el Palacio de Justicia no se construya en la Huerta del Carmen

Cuatro de los cronistas oficiales de la ciudad –Luisfernando Palma Robes, Francisco López Salamanca, Arcángel Bedmar y Antonio Cruz Casado–, las asociaciones culturales Torre del Moral y Naufragio, y varios profesores de Historia, como Conrado Castilla, José Manuel Valle, José Antonio Villalba, y Sergio Alba, han remitido al Ayuntamiento de Lucena un escrito para su debate plenario en el que solicitan "que el entorno de la parroquia del Carmen, lo que fue su huerta y su muralla, sean respetados, protegidos y restaurados por las autoridades municipales y no se construya en la zona edificio alguno que pudiera alterar su contexto histórico-patrimonial".

De esta forma, los firmantes se oponen a la edificación en lo que queda de la Huerta del Carmen de la nueva sede judicial de la ciudad, como es intención de la Consejería de Justicia y el consistorio lucentino, propósito que, de consumarse, supondría para los precursores de esta iniciativa "un atentado contra el patrimonio local".

Secundando el escrito publicado por José Antonio Villalba en este periódico bajo el título La huerta del Carmen sentenciada: otro "error judicial", los firmantes del escrito consideran que colocar la sede judicial donde se quiere construir "hará que tengamos más coches en el centro, precisamente cuando lo que estamos buscando es peatonalizar el casco urbano" y apuntan que si se conservara el entorno "no sería necesario tener fotografías antiguas colgadas en nuestras paredes para recordar cómo fue la Huerta del Carmen. Es nuestro patrimonio y nuestra es la obligación de conservarlo".

Del mismo modo señalan que "el patrimonio es, también, una fuente de ingresos, y mermando el patrimonio se mermarán nuestras posibilidades para su aprovechamiento turístico y cultural" para continuar exponiendo que los suelos de la Huerta del Carmen "se puede aprovechar como parque, con árboles que cambien dióxido de carbono por oxígeno, con sombras", como lugar de esparcimiento cerca del centro de la ciudad y una zona verde más en una localidad en las que estas no abundan.

Para la sede judicial los firmantes aportan otras iniciativas, como la habilitación "de un edificio ya construido que pueda «ser llenado» con tales instalaciones: como la bodega, precisamente «del Carmen» o «Víbora» junto al Paseo de Rojas" o la utilización de suelo público, como el de la zona del «Zarpazo», con lo que "se aliviaría de coches el centro, se edificaría en un lugar llano sin necesidad de grandes acondicionamientos para la accesibilidad y se dinamizaría aquella parte de Lucena descentralizando servicios".

Con esta iniciativa, los solicitantes pretenden que la parroquia del Carmen, lo que fue su huerta conventual y su muralla sean respetados como parte del patrimonio histórico de Lucena, en lugar de contribuir –con nuevas construcciones mastodónticas– a descontextualizar este espacio urbano desde un punto de vista histórico, eliminando la posibilidad de contemplar "una parte de Lucena, quizás la última, que puede aún denominarse histórica tal y como la vieron las pasadas generaciones lucentinas".