martes 18.05.2021

PATRIMONIO

Los paisajes del olivar de la Subbética ya son candidatos oficiales a ser declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2022 a petición de España

 olivar
Olivar de la Subbética
Los paisajes del olivar de la Subbética ya son candidatos oficiales a ser declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2022 a petición de España

‘Los paisajes del olivar en Andalucía, historia milenaria de un mar de olivos’ será la candidatura oficial que España presentará ante la UNESCO en febrero de 2022. Así lo ha comunicado la directora general de Bellas Artes, María Dolores Jiménez-Blanco, al término de la 88º reunión del Consejo de Patrimonio Histórico convocada por el Ministerio de Cultura y Deporte los días 20 y 21 de abril en la sede del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), con la participación de las direcciones generales de Patrimonio Cultural de las diferentes comunidades autónomas. 

La candidatura seleccionada está promovida por la Diputación de Jaén, en colaboración con las diputaciones de Córdoba, Granada, Sevilla y Málaga, junto a multitud de municipios entre los que figura Lucena, universidades, organizaciones agrarias y otras entidades de la CC.AA. La propuesta se traduce por un paisaje de ‘Mar de Olivos’, que se conforma en el siglo XIX. Representa el patrimonio vivo y sostenible, y es un paisaje agroindustrial debido a la fabricación del aceite. Andalucía es un territorio que posee asentamientos urbanos de gran tradición olivarera, usando diversas técnicas. 

El yacimiento romano de El Ruedo en Almedinilla, el olivar de reborde del Parque Natural de la Subbética en Zuheros y Priego o los olivos centenarios que circundan la Vía Verde del Aceite a su paso por Lucena y Cabra, figuran entre los enclaves de la comarca que se han incluido en el inventario de Paisajes del Olivar de Andalucía que se presentará en enero, junto al resto del expediente impulsado desde la Diputación Provincial de Jaén y apoyado por la Junta de Andalucía, las diputaciones y universidades de Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, la Fundación Juan Ramón Guillén, Ecovalia y diferentes asociaciones agrarias, entre otras entidades.

Además, el expediente pone de relieve la importancia de las cuevas del Ángel en Lucena y de Los Murciélagos en Zuheros por su relación con el aceite –en Lucena se han identificado huesos y aceitunas "prehistóricas" que demuestran que este producto formaba ya parte de la dieta de los primeros neandhertales–, así como el pasado sefardí en Lucena y el valor de ser ciudades medias, territorio de frontera con promontorios para la observación.

La directora general de Bellas Artes ha estado acompañada en el anuncio por la vicepresidenta de la Diputación de Jaén, Pilar Parra Ruiz; el coordinador del expediente, Marcelino Sánchez Ruiz; y el director general de Patrimonio Histórico y Documental de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Araúz Rivero.

Esta idea también conforma un sólido tejido social, convirtiéndose en un paisaje excepcional, esto es, paisaje, patrimonio, vida y cultura. Se trata de paisajes históricos superpuestos, ya que muestra todo el relieve y diversidad de la región que envuelve al territorio. Explica, además, la propia tecnología para obtener el aceite desde los romanos hasta la prensa de vapor. El olivar es el cultivo más cooperativizado y representa un gran acervo patrimonial interesante del pasado, presente y futuro. En relación con el comercio, el aceite ha tenido una gran especialización, dándose una fuerte exportación a América.

Además, el Consejo ha informado sobre las dos candidaturas de Patrimonio Mundial que serán evaluadas en el Comité de Patrimonio Mundial que tendrá lugar en julio de este año: ‘Paseo del Prado y el Retiro. Paisaje de las Artes y las Ciencias’ y ‘Paisaje cultural de la Ribeira Sacra’. Sobre ‘Menorca Talayótica’, candidatura que fue presentada oficialmente en febrero de este año y ha sido seleccionada por la UNESCO para ser estudiada en el Comité de 2022, la misión de evaluación, que realiza ICOMOS in situ, tendrá lugar en el mes de septiembre u octubre de este año.

¿QUÉ PUEDE SUPONER ESTA DECLARACIÓN?

Los diferentes agentes sociales implicados en esta iniciativa coinciden en indicar que si la Unesco declara patrimonio de la humanidad al paisaje del olivar andaluz el sector se beneficiara económicamente, tanto en forma de un incremento de las ayudas de la política agraria comunitaria como de una mejor defensa de los precios. Todo ello contribuiría también a fijar la población rural, propiciaría el relevo generacional y situaría al olivar andaluz en el escaparate internacional, aportando un valor adicional a nuestros AOVES.

Junto a los paisajes del olivar de la Subbética, entre los diez seleccionados en las provincias de Jaén, Granada, Sevilla, Córdoba, Málaga y Cádiz como más representativos desde una óptica científica y académica por su singularidad, autenticidad y excepcionalidad figuran tres de la provincia de Jaén: la Hacienda la Laguna, en Baeza; Matabejid y los entornos olivareros de Albarradas de Pegalajar y  Olivar de Piedra Seca en Sierra Mágina y el valle del río Hornos en la Sierra de Segura. 

En cuanto ha Granada, se ha dado a conocer la presencia en este listado de la zona del Valle de Lecrín, que incluye los olivos centenarios de los municipios de Dúrcal, Villamena, Albuñuelas, Padul, Pinar, Lecrín y Nigüelas, además de la almazara de Las Laerillas y el sistema de acequias del casco urbano de Nigüelas.

En Córdoba también figurarían en ese listado los olivares de Montoro y en Málaga las comarcas olivareras de Álora y Antequera.

Comentarios