jueves 16.09.2021

FERIA DEL VALLE DE LUCENA

Cinco "terrazas", la Caseta de la Peña Taurina y 21 atracciones concurrirán a una Feria del Valle de Lucena atípica, cuyos detalles han sido presentados hoy por el concejal de Fiestas

 Feria del Valle Noche 40
Cinco "terrazas", la Caseta de la Peña Taurina y 21 atracciones concurrirán a una Feria del Valle de Lucena atípica, cuyos detalles han sido presentados hoy por el concejal de Fiestas

Cinco terrazas de verano y la caseta de la Peña San Cristóbal estarán abiertas al público en la Feria del Valle de Lucena más atípica de su historia reciente. Los detalles de esta "no feria" han sido presentados hoy por el concejal de Fiestas, José Pedro Moreno, en una rueda de prensa en la que ha querido remarcar que el equipo de gobierno no ha cesado en trabajar por la recuperación del sector de la feria desde que el estado de alarma lo permitió, agradeciendo, no obstante, la colaboración del resto de grupos políticos y, de forma especial, de Ciudadanos.

José Pedro Moreno ha explicado que "no va a ser una feria convencional, pero hemos apostado por la economía de nuestros feriantes". Así, el recinto se dividirá en tres zonas, dos de ellas con cierre perimetrado. La de mayor superficie será la ocupada por las atracciones feriales, 21 en total, con un único acceso y salida en su perímetro y todas las medidas de seguridad pertinentes.

La segunda, con una superficie de 3.600 metros cuadrados, será la destinada a "terrazas de verano", igualmente sometida a un cerramiento en todo su perímetro para poder controlar el cumplimiento de las normas de aforo. Finalmente contará con cinco de las seis terrazas inicialmente previstas, tres de ellas serán gestionadas por el club Lucecor y las cofradías del Amor y la Aurora y las dos restantes por empresarios del sector de la hostelería. Moreno Víbora ha explicado los "terraceros" han optado por gestionar de forma conjunta los gastos comunes de instalación de veladores, sillas y sombrillas para obtener mejores precios, en tanto que el ayuntamiento se ocupará de la vigilancia privada en el control de accesos y el cerramiento.

El edil de Fiestas ha hecho especial hincapié en que "el coste total de estas casetas no superará los 250 euros, incluida el pago de un canon de 100 euros, el seguro de responsabilidad civil y el enganche de suministro eléctrico". En principio las terrazas solo contarán con servicio en mesa y no dispondrán de zona de baile, aunque esto podría cambiar si el próximo miércoles el Comité Territorial de Alertas decidiese pasar el actual Nivel 2 de alerta a Nivel 1, que si permitiría el baile en exteriores con mascarilla.

Finalmente la calle central del recinto albergará los puestos de hamburguesas, pollos, churrerias y otros establecimientos mayoritariamente vinculados a la hostelería tradicional de nuestras ferias.

En cuanto a los horarios, la normativa actual, modificada esta misma semana por la Junta de Andalcía, permitirá la apertura de la zona de atracciones hasta las 2 de la madrugada y de las terrazas hasta las 3:30, lo que sin duda constituye un acicate más para quienes van a instalarse en una feria que será inaugurada el próximo miércoles, a las 9 de la noche, con el tradicional acto de encendido del alumbrado especial, lo único que no cambia respecto a años precedentes. Ese miércoles se celebrará también el Día del Niño, con precios reducidos en las atracciones, y de 8 a 10 de la noche la "calle del infierno" será un poco más relajada, sin la estridencia de luces y sirenas, para que puedan acceder a ella los niños y niñas con trastorno del espectro autista.

En cuanto a los conciertos programados en la Ciudad Deportiva, el concejal de Fiestas ha señalado que ya se han agotado las entradas para el de Paco Candela y quedan pocas a la venta para el de Pasión Vega. Para el primero, de Marisol Bizcocho, no son necesarias entradas y se permitirá la entrada gratuita del público hasta completar el aforo, cifrado en unas 750 personas.

Moreno Víbora ha destacado que esta "no feria" ha sido una "apuesta valiente y pionera" del equipo de gobierno, secundada también por los ayuntamientos de Cabra y Priego, de forma consensuada, que contrasta con la decisión de otras capitales y ciudades de tamaño similar de optar por una feria sin hostelería.