domingo 13.06.2021
Subbética Hoy

CABRA

Concentración en el Hospital Infanta Margarita de Cabra para reclamar el pago pendiente del Complemento de Rendimiento al personal del Servicio Andaluz de Salud

CSIF lamenta “el flagrante atropello de los derechos retributivos de la plantilla del SAS”
 
Central Sindical Independiente y de Funcionarios
UGT, CCOO y CSIF durante la concentración mantenida en el Hospital de Cabra
Concentración en el Hospital Infanta Margarita de Cabra para reclamar el pago pendiente del Complemento de Rendimiento al personal del Servicio Andaluz de Salud

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) se ha concentrado por tercera vez este martes en demanda del pago del Complemento de Rendimiento Personal (CRP) de 2019 que aún queda por abonar a los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS) que, “tras más de un año de pandemia, siguen dándolo todo en primera línea”. En este caso, la protesta, secundada también por CCOO y UGT, ha tenido lugar en el Hospital Comarcal Infanta Margarita de Cabra.

“Una vez más volvemos a mostrar nuestro descontento contra el maltrato a los profesionales de la sanidad pública y para exigir al SAS el pago íntegro del CRP de 2019”, según manifestó la responsable de CSIF Sanidad Córdoba, María Maestre, quien lamenta “este flagrante atropello de los derechos retributivos de la plantilla del SAS”.

“Vamos a adoptar las medidas necesarias para doblegar esta injusticia de la Administración sanitaria con los trabajadores de la sanidad pública cordobesa y andaluza y para lograr una rectificación ante este maltrato sin precedentes hacia quienes continúan dándolo todo”, subraya la representante sindical.

CSIF ya inició el 5 de mayo la vía administrativa al presentar un escrito al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y al gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, pidiendo que se abone lo que falta del CRP. En concreto, las cantidades adeudadas, y que el propio consejero de Salud se comprometió en su día a pagar al 100%, van desde los 200 hasta más de 600 euros en muchos casos y afectan a los profesionales de todas las categorías del SAS.