Sábado 17.11.2018
Subbética Hoy

Más de 33.000 vehículos pasaron la ITV en el primer semestre del año en Lucena y Priego y uno de cada cuatro fue rechazado

El porcentaje de vehículos rechazados fue del 25,4% en el conjunto de la provincia

ITV de Lucena
ITV de Lucena
Más de 33.000 vehículos pasaron la ITV en el primer semestre del año en Lucena y Priego y uno de cada cuatro fue rechazado

Un total de 185.417 vehículos han sido inspeccionados durante el primer semestre de 2018 en las estaciones ITV autorizadas por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio en la provincia de Córdoba, cuya gestión corresponde a la empresa pública de la Junta de Andalucía, Verificaciones Industriales de Andalucía, S.A. (VEIASA). Esto significa que se inspeccionaron 4.805 vehículos más que en el primer semestre de 2017, lo que supone un incremento del 2,66%.

De este total, 47.108 vehículos fueron rechazados, a los que se encontraron 93.772 defectos graves, que tuvieron que ser reparados para superar la inspección, y 145.522 defectos leves. El porcentaje medio de vehículos que no superaron la ITV fue del 25,4%.

La ITV Córdoba Torroja y Miret, fue la que registró más demanda con 44.002 revisiones realizadas. Tras la segunda estación de la capital cordobesa, se situó la de Lucena, con 23.215 vehículos inspeccionados, seguida muy de cerca por la de Baena, con 21.736. La segunda ITV de la Subbética, ubicada en Priego, alcanzó los 10.134 vehículos

A las primeras inspecciones hay que añadir 49.254 segundas o sucesivas realizadas como consecuencia de no haber superado de forma favorable la primera inspección. Esto hace un total de 234.671 inspecciones realizadas en los primeros seis meses de año en la provincia de Córdoba.

El apartado donde más defectos graves se detectaron fue el de alumbrado y señalización, con el 24,0%; seguido del de emisiones contaminantes, con un 19,4; ejes, ruedas, neumáticos y suspensión, con un 19,2%; y frenos, con un 11,8%.

SIN NOTICIAS DE LA REFORMA DE LA ITV DE LUCENA

Por el momento no hay noticias sobre la reforma de la ITV lucentina. La empresa pública VEIASA decidió en enero de 2017 desistir de la licitación de las obras, que había sacado a concurso público en marzo de 2014 por un montante económico de 1.853.337 euros, alegando que "no es posible continuar con el procedimiento de contratación, no habiéndose llegado a adjudicar el contrato", alegando problemas urbanísticos y anunciando el inicio de los trámites de incoación de un nuevo expediente. 

El único proyecto licitado en 2017 para la ITV lucentina se refiere a la sustitución de la cubierta de la nave principal, con un importe de licitación de 99.000 euros, que salió a concurso en noviembre pasado. 

La estación ITV de Lucena se construyó en 1986 y es una de las más antiguas de Andalucía con su actual formato. El proyecto inicial incluía la demolición de la zona administrativa, la construcción de un nuevo edificio de oficinas anexo a la nave de inspección y la reforma de la propia nave de inspección, si bien no estaba previsto modificar la tipología. Actualmente dispone de dos líneas de inspección universales, otras dos de vehículos ligeros y una zona de inspección de ciclomotores y motocicletas. La superficie construida actualmente es de 1.369 metros cuadrados y, tras la reforma, sería de 1.748 metros cuadrados, en una parcela que tiene una superficie de 6.411 metros cuadrados.