Domingo 15.12.2019
Subbética Hoy

RUTE: Rescatan más de sesenta perros hacinados en una vivienda

Los propietarios, con el denominado “Síndrome de Noé”, los tenían alimentados pero encerrados en transportines y sin condiciones higiénicas adecuadas

El sótano de la vivienda estaba lleno de transportines donde se hacinaban los animales rescatados
El sótano de la vivienda estaba lleno de transportines donde se hacinaban los animales rescatados
RUTE: Rescatan más de sesenta perros hacinados en una vivienda

Fuerzas de Seguridad y Servicios Sociales han intervenido en el rescate de 69 perros en una vivienda de Rute. Los animales estaban alimentados pero hacinados y en unas condiciones de insalubridad. La falta de higiene incluso había llegado a afectar al resto de la casa. Los propietarios padecerían el denominado “Síndrome de Noé”. Se trata de un trastorno de acumulación compulsiva de animales sin contar con la debida capacidad para alojarlos y cuidarlos. La investigación sigue abierta para determinar las causas que han provocado estos hechos y concretar la situación en que se hallaban los animales.

En este caso, el acopio no respondía a una recogida de perros abandonados, al menos en la mayoría de los casos. El número de crías había ido en aumento había llegado a un punto en que resultaba imposible una atención correcta. A su vez, la enorme proliferación había acabado por causar molestias y malos olores al vecindario. Buena parte de los perros eran yorkshires y otras razas pequeñas. Casi todos estaban hacinados en el sótano, en transportines, aunque algunos andaban sueltos por la vivienda.

El rescate se llevó a cabo con la intervención la Policía Local. Los perros fueron evacuados por el Grupo de Protección Animal de Rute (GPAR) y atendidos en una clínica veterinaria. A continuación, ante la gran cantidad de animales rescatados y la imposibilidad de acogerlos a todos, se contactó con numerosas protectoras de todo el país. La respuesta ha sido tan rápida como efectiva. Ello ha permitido distribuirlos en un total de trece asociaciones de este tipo, algunas de puntos tan dispares como Cádiz o Toledo. Junto a estas ciudades, se han reubicado en varias protectoras de Córdoba capital, Cabra y Lucena, además de los que se han quedado en el refugio de GPAR.

Además de las irregularidades sanitarias, durante la investigación se han observado otras de carácter administrativo. Según ha informado la Policía Local, dada su gravedad, serán las autoridades competentes de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía quienes valoren y sancionen en su caso. Por otro lado, los trabajadores sociales han establecido una intervención específica junto al Ayuntamiento de Rute para tratar la problemática. La Policía Local mantiene en curso el caso para determinar las causas que han provocado estos hechos y los detalles de la situación en que se encontraban los animales.

Comentarios