Domingo 22.07.2018

EMPLEO

LUCENA: La venta del hotel Prestige para su transformación en centro de la tercera edad podría estar pendiente de un informe de la Junta de Andalucía

Una consultora catalana que representa a los inversores tiene una opción de compra sobre el edificio, a la espera de que los técnicos de la Junta determinen la idoneidad del antiguo hotel para su uso geriátrico, lo que podría generar más de un centenar de puestos de trabajo

 

Instalaciones del hotel Prestige Lucena
Instalaciones del hotel Prestige Lucena
LUCENA: La venta del hotel Prestige para su transformación en centro de la tercera edad podría estar pendiente de un informe de la Junta de Andalucía

La venta del edificio del Hotel Prestige Lucena para su conversión en un geriátrico parece estar más cerca. Según ha confirmado esta mañana el alcalde de Lucena, Juan Pérez, la consultora catalana que se interesó por la adquisición del edificio hace unos meses sigue apostando fuerte por el proyecto y se encuentra a la espera de conocer si la Consejería de Igualdad y Bienestar Social considera el inmueble apto para los fines a lo que pretende dedicar el antiguo hotel.

La empresa cuenta con una opción de compra sobre las instalaciones, propiedad del Banco de Santander. Dicha opción estaría supeditada a contar con el beneplácito de la administración andaluza para trasformar el hotel en una residencia de alto nivel para la tercera edad, pensado para largas estancias y curas de reposo, con distintos servicios de salud asociados.

La empresa ya ha entregado a la Consejería un informe con todos los detalles del proyecto, aunque, según ha señalado hoy el regidor lucentino, no ha solicitado formalmente la visita de los técnicos de la Junta de Andalucía, requisito formal para que la administración autonómica se desplace a conocer las instalaciones, pese al próximo vencimiento de la citada opción de compra. 

No obstante, el alcalde se ha mostrado hoy optimista sobre la posibilidad de que esta operación pueda cerrarse de forma inminente, y ha adelantado que esta empresa no es la única interesada en hacerse con las instalaciones, existiendo otros postores por el antiguo complejo hotelero.

Todo apunta a que la inmejorable situación de Lucena en el centro de la comunidad andaluza y a pocos minutos de las principales capitales andaluzas, la calidad del inmueble y sus posibles prestaciones para proyectos de alojamiento permanente o temporal gracias a sus 124 habitaciones y el ambiente de cierta recuperación económica, abren interesantes expectativas para su reapertura, posibilidad que se contempla con agrado por parte del ayuntamiento de Lucena, que ya ha manifestado en distintas ocasiones su completa disposición a ayudar en cuanto sea necesario y forme parte de sus competencias.

El edificio del hotel Prestige es actualmente propiedad del Banco de Santander tras la absorción por este de su anterior dueño, el Banco Popular, que lo adquirió tras los problemas económicos de la cadena hotelera que impulso su creación, Prestige Hotels. Su precio de referencia se sitúa alrededor de los doce millones de euros, aunque no ha trascendido el detalle de la operación en ciernes. El inmueble está cerrado desde hace cinco años y medio, manteniendo desde entonces una dotación de seguridad para evitar actos de expolio de las instalaciones.

El hotel cerró sus puertas el 3 de julio de 2012, tras el expediente de desahucio dictado a instancias de la primera propietaria "Prestige Hotels", contra la concesionaria, "Viperaos S.L." –del grupo "Horizonte Verde",– que había retomado en noviembre de 2010 la actividad del establecimiento, cerrado durante meses.

Unos días más tarde, el 17 de julio de 2012, la propiedad comenzaba a desmontar parte de la dotación de zonas comunes y habitaciones, aunque el grueso de la instalación se encuentra en buenas condiciones, con las habitaciones o las cocinas montadas y en uso.

Se estima que la creación del complejo geriátrico podría generar más de un centenar de puestos de trabajo en el municipio.