Lunes 19.11.2018
Subbética Hoy

OBRAS

LUCENA: Las obras del cementerio musulmán comenzarán en el último trimestre de este año

En Lucena existe una población estable compuesta por casi dos mil habitantes que profesan la religión musulmana, que, en caso de fallecimiento optan por repatriar el cadáver a su país de origen para que pueda ser enterrado según sus ritos. El cementerio se ubicará junto al de San Jorge y tendrá un coste de 120.000 euros.

 

Una imagen del Cementerio Municipal de San Jorge
Una imagen del Cementerio Municipal de San Jorge
LUCENA: Las obras del cementerio musulmán comenzarán en el último trimestre de este año

El ayuntamiento espera iniciar las obras del cementerio musulmán de Lucena antes de que acabe el presente año. A mediados de septiembre estará visado el proyecto técnicos del nuevo camposanto, que tendrá una capacidad para 40 enterramientos y se establecerá sobre una parcela contigua al cementerio municipal San Jorge, con entrada totalmente independiente y un pequeño edificio para la realización de los ritos de enterramiento específicos de este religión.

Así lo han explicado hoy el alcalde, Juan Pérez, y el edil de Urbanismo, José Cantizani, que han indicado que este cementerio ha venido siendo demandado por la comunidad musulmana establecida desde hace muchos años en nuestra ciudad –donde cuenta también con una mezquita–.

El coste de la actuación ha sido fijado en 120.000 euros, de los que una parte figura ya en los presupuestos municipales del presente ejercicio, mientras que el resto será asumido por el presupuesto del año 2019.

Además de la instalación propiamente dicha, que debe incluir algunos elementos, como un cerramiento exterior, entrada independiente o una fuente, de acuerdo con el rito funerario de los musulmanes, será necesario desarrollar una ordenanza que regule su uso, como ya ocurre con los dos cementerios cristianos de Lucena.

Según datos del padrón municipal de primeros de año, en Lucena existe una población estable compuesta por casi dos mil habitantes que profesan la religión musulmana, que, en casos de fallecimiento tienen que optar en muchos casos por repatriar el cadáver a su país de origen para que pueda ser enterrado según sus ritos y costumbres. Actualmente solo existen dos parcelas funerarios consagradas al rito musulmán en la provincia de Córdoba, situadas en la capital –Cementerio de Ntra. Sra. de la Salud– y en la localidad de Almodóvar del Río –Cementerio Municipal de San Fernando–.

Las leyes españolas reconocen a los ciudadanos la libertad de culto y el derecho a recibir una sepultura digna, de acuerdo con los ritos de cada confesión, y hacen referencia al derecho de la comunidad islámica de España a recibir parcelas para realizar sus enterramientos, así como las medidas que les permitan observar sus ritos funerarios, que incluyen la ceremonia del lavado y purificación de los cadáveres según los preceptos islámicos, tras la cual los musulmanes envuelven a sus fallecidos en un sudario blanco y los introducen en un ataúd, que se sepulta en tierra, orientado a la Meca.

Juan Pérez ha indicado hoy que es natural que muchas de las personas que forman parte de la comunidad musulmana de Lucena y que están perfectamente integrados en este entorno, donde tienen sus negocios y han nacido o se educan sus hijos, deseen ser enterrados en su ciudad y atendiendo a los ritos que les son propios. En cuanto al nombre del nuevo cementerio, Pérez ha indicado que existen dos propuestas, una –"Essbil", cuyo significado es "El destino"– realizada por una persona en nombre de una asociación musulmana de Lucena y otra, formulada por el "imán" de la Comunidad Islámica de nuestra ciudad –Cemenerio Municipal Al-Yussana–. Finalmente será la Comisión Municipal de Nominación de Calles la que determine el nombre de este nuevo camposanto.

Comentarios