Miércoles 23.05.2018

FÚTBOL

El Ciudad de Lucena sella la permanencia en Tercera división pese a caer derrotado en Algeciras (4-0)

El próximo domingo a las 12:30 horas en el estadio Ciudad de Lucena, último partido ante una U.B. Lebrijana que aún mantiene vivo el sueño de pelear por el ascenso.

Los jugadores del Ciudad de Lucena celebran un gol en su último partido en casa
Los jugadores del Ciudad de Lucena celebran un gol en su último partido en casa
El Ciudad de Lucena sella la permanencia en Tercera división pese a caer derrotado en Algeciras (4-0)

El Ciudad de Lucena volverá a militar en la Tercera División el próximo ejercicio liguero. Los de Diego Caro cayeron goleados por 4-0 en el Nuevo Mirador frente al Algeciras C.F., en un duelo en el que los celestes pretendían asegurar la permanencia y los algecireños la disputa de la liga de ascenso a Segunda B.

Al final todos salieron contentos del partido, ya que los resultados del numeroso grupo de equipos implicados aún en un posible descenso beneficiaron a los lucentinos, que quedan libres de cualquier riesgo a falta del último y complicado encuentro que resta para finalizar el curso deportivo, el próximo domingo a las 12:30 horas en el estadio Ciudad de Lucena ante una U.B. Lebrijana que aún mantiene vivo el sueño de pelear por el ascenso.

Así las cosas, el partido del domingo será ya intrascendente para el equipo de Lucena, que no se juega nada en el embite. Los de Diego Caro consiguen la ansiada permanencia en su primera campaña en Tercera División, que debe servir para asentarse en la categoría, sacar conclusiones y reforzar el plantel de cara a la próxima temporada, en la que el equipo debe aspirar a más.

El partido en Algeciras vino marcado por el rápido gol de los gaditanos, que se adelantaban en el marcador en el minuto 5, por mediación de Tano. Lo intentó el Ciudad de Lucena hasta el minuto 65, en el que, justo cuando mejor jugaban los celestes llegó el segundo del Algeciras a través de una jugada culminada por Alberto. A partir de ese momento los lucentinos dieron más facilidades y el partido se completó con dos goles más en los cinco últimos minutos, conseguidos por Iván y Mousa.