domingo 09.08.2020

La asociación de empresarios feriantes CEFAN convoca una "marcha rodada" entre Aguilar y Lucena el día 10

El sector es uno de los más perjudicados por la crisis sanitaria del coronavirus y uno de los que más tardará en volver a la actividad, tras suspenderse la mayoría de las ferias del verano.

Una atracción infantil en la Feria del Valle de Lucena
Una atracción infantil en la Feria del Valle de Lucena
La asociación de empresarios feriantes CEFAN convoca una "marcha rodada" entre Aguilar y Lucena el día 10

Bajo el lema “¡Basta ya. Los empresarios feriantes también existimos!”, la Confederación de Empresarios Feriantes de Andalucía (CEFAN), de reciente creación, ha convocado para el próximo 10 de junio una "marcha rodada" desde Aguilar de la Frontera a Lucena y de vuelta a Aguilar, donde se dará lectura a un manifiesto reivindicativo.

La elección del recorrido no es casual. Según ha explicado Francisco Ruiz, miembro de la comisión gestora de CEFAN, estas dos localidades agrupan a más de 400 familias que viven directamente de las ferias. Solo en Lucena son en torno a 200.

La "manifestación rodante", que ya cuenta con autorización de la Subdelegación del Gobierno en Córdoba, está abierta a la participación de vehículos industriales –camiones con o sin remolque, furgonetas, vehículos vivienda... de empresas del sector y se iniciará en el polígono industrial Huerta Zurera de Aguilar de la Frontera, para llegar hasta el recinto ferial de Lucena a través de la N331, entrando en Lucena a través de la avenida Miguel Cuenca Valdivia.

Con esta actividad se pretende reivindicar a las autoridades competentes el reconocimiento y dignificación del sector y un plan de medidas y ayudas específicas a estos profesionales frente a la actual pandemia del Covid-19.
 
Según Ruiz "pese a estar compuesto por más de 20.000 las familias a nivel andaluz, las Administraciones públicas no nos han tenido en cuenta en ninguna de las fases de la desescalada, en la cual tampoco ejerceremos nuestra profesión". Y todo ello pese a ni siquiera haber tenido acceso –en la mayoría de los casos– a las ayudas a empresarios autónomos, por encontrarse en el momento de declararse el estado de alarma en baja de actividad.
 
Así las cosas, estas empresas se enfrentan a un futuro incierto, con las inversiones para la campaña de ferias de este año ejecutadas y sin posibilidad de trabajar por el momento, viendo como van cayendo una tras otra las ferias y fiestas patronales de los municipios a los que cada año llevan sus puestos de venta y atracciones. Y todo ello sin que ninguna administración les plantee soluciones a corto y medio plazo, lo que ha hecho que muchos trabajadores del sector hayan buscado trabajo como conductores de camión, en campañas agrícolas como el ajo o en otro tipo de actividades.
 
Paralelamente a esta convocatoria, CEFAN ha promovido un manifiesto de adhesión para empresas colaboradoras indirectas del sector, que ya ha sido secundado por firmas como el grupo Frozen –con más de 180 empresas asociadas a nivel internacional–, La Gran Familia, Primitivo Pico, Cárnicas Moriles y el 80% de las empresas de Aguilar de la Frontera.