Martes 23.10.2018

ECONOMÍA

CABRA: La asociación de constructores inicia una campaña contra la competencia desleal que supone la economía sumergida

Con esta campaña se pretende concienciar a la población de los riesgos que conlleva la realización de cualquier construcción por empresas que no cuenten con todos los requisitos y coberturas legales

CABRA: La asociación de constructores inicia una campaña contra la competencia desleal que supone la economía sumergida

El presidente de la recién creada Asociación de Constructores Egabrenses ‘Construcab’, Rafael Flores, junto a su junta directiva y a la Delegada de Urbanismo del ayuntamiento de Cabra, Carmen Granados, han presentado esta tarde una campaña con la que se pretende hacer frente a la economía sumergida en este sector, en neto crecimiento desde hace varios meses. 

Granados apelaba a la “unión de fuerzas de todos los sectores productivos” como uno de los pasos a seguir para luchar contra la economía sumergida, al mismo tiempo que exaltaba la creación de esta asociación porque “el sector de la construcción está sujeto a numerosas exigencias tanto en el ámbito público como en el privado, a las que hay que añadir los requisitos de calidad de lo construido y las condiciones de seguridad”. 

Por su parte, el presidente de Construcab agradecía el apoyo del consistorio para lanzar esta iniciativa, que nace “de las inquietudes de un grupo de constructores de la ciudad con la intención de reflotar este sector tan castigado por la crisis económica” e invitaba a todos los empresarios que lo deseen a unirse a su proyecto. Flores señalaba que “con esta campaña pretendemos concienciar a toda la población de los riesgos que conlleva la realización de cualquier construcción, por lo que hay que tener muy en cuenta la legalidad tanto de las empresas como de las personas que trabajan en ellas”. 

Para concluir, se ha proyectado un vídeo en el que se explican las consecuencias que puede tener para la ciudadanía la contratación de empresas de construcción que no estén dadas de alta en el régimen general de la Seguridad Social, que pueden ir desde multas económicas hasta penas de cárcel en el caso de que pueda ocurrir un accidente, recordando que dicho sector es, precisamente, uno de los que registra una mayor siniestralidad laboral. 

Comentarios