Domingo 23.09.2018

ALMEDINILLA: El Ayuntamiento adquiere el Molino de Corea para incorporarlo al patrimonio municipal

Se trata de uno de los edificios industriales más antiguos de Almedinilla, que tuvo su mayor apogeo en los años 60 y 70, convirtiéndose en una de las almazaras más importantes de la zona.

Molino de Corea, en Almedinilla
Molino de Corea, en Almedinilla
ALMEDINILLA: El Ayuntamiento adquiere el Molino de Corea para incorporarlo al patrimonio municipal

Desde que se pusiera en marcha la construcción del nuevo consultorio médico de Almedinilla, quedó en evidencia el pésimo estado de conservación del Molino de corea, situado junto al Parque de Alameda. El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo de compra con la propiedad y ha resuelto así la situación en que se encontraba.

El Molino de Corea es uno de los edificios industriales más antiguos de Almedinilla. Tuvo su mayor apogeo en los años 60 y 70, convirtiéndose en esta época en una de las almazaras más importantes de la zona. Algunos años más tarde dejó de molturarse la aceituna y se abandonó hasta convertirse en un espacio ruinoso. Esta situación ha provocado que el ayuntamiento haya tenido continuas conversaciones con sus dueños para resolver la situación en que se encontraba, con objeto de llevar a cabo alguna actuación urbanística acorde con la zona en la que se ubica.

Actualmente es un espacio de referencia en el pueblo puesto que el parque acoge las actividades festivas más importantes. También, cerca del edificio se encuentra el recién remodelado Salón cultural Almedín-ra, que cada vez tiene un mayor uso y el nuevo consultorio médico, que se pondrá en funcionamiento próximamente. Pero además, el viejo molino ocupa espacio junto a una de las entradas principales de Almedinilla, destinada a la recepción de visitantes y punto de partida de las visitas turísticas desde el yacimiento de la Villa del Ruedo. Todo esto lo convierte en un espacio de especial interés para el cuidado urbanístico de l municipio. 

El alcalde, Jaime Castillo, ha destacado que "la gestión económica municipal ha permitido adquirir lugares emblemáticos del pueblo como el Cerro de la Cruz o este del Molino del Parque Alameda, en el que queremos actuar rápidamente para adecentar la zona". Estos 1.200 metros cuadrados de suelo urbano en el centro del municipio ofrecen muchas posibilidades. De momento, en unas semanas se iniciará el derribo de las zonas más degradadas y se adecentarán las restantes. Posteriormente se pretende conservar todo aquello que pueda integrarse en el patrimonio local, asumiendo nuevos usos.